Una nueva mezcla para músicos y empresarios en Miami

Arts / Article

Photo credit: Luis Olazabal.

El primer MIA Music Summit, llevado a cabo en el New World Center en Miami Beach este lunes, combinó todo lo que se puede esperar de un evento que involucra música, tecnología y espíritu empresario — y más. RELATED LINs

Music and tech: A new beat for Miami” on KnightBlog.org

Fue inspirador, pero apoyado en cifras y estrategias definidas.  En él se celebró la música y la chispa creadora, pero también la importancia de algoritmos y Big Data.

Fue un encuentro que examinó desde nuevos ángulos experiencias pasadas y nuevas oportunidades en un amplio abanico de temas, desde el tema de marcas y los sellos de grabación a modos alternativos de financiación de proyectos.

El propósito del encuentro, el cual fue patrocinado por  Knight Foundation, Choose Digital, .CO, SESAC Latina y Mobile Roadie, era establecer puentes entre las culturas del mundo de la música, la tecnología y los startups, como había dicho Matt Haggman, el director de programa de Miami de Knight, “contribuir a hacer de Miami un lugar donde se construyen ideas.”

Reflejando ese objetivo, el evento no sólo tuvo charlas, sino también un componente muy práctico, de ‘manos a la obra’. El encuentro comenzó en realidad el sábado a la mañana en lo que fue el primer “hackathon” musical de Miami, celebrado en The LAB Miami en Wynwood. Alrededor de 50 programadores, diseñadores y músicos, la mayoría trabajando en equipos, aceptaron el desafío de crear nuevos productos que quizás podrían ser las semillas de nuevas compañías.

El domingo, un jurado evaluó 13 nuevos proyectos que iban desde aplicaciones para encontrar gente con quien tocar o coordinar la música que el usuario escucha con lo que está leyendo a un programa que ajusta la música de acuerdo al lugar geográfico en el que el usuario está en determinado momento. Los cinco proyectos elegidos fueron presentados el lunes a la sala del Summit en pleno y ante un nuevo jurado.

Los jueces eligieron ganador a iRemix, una app que permite a los usuarios a mezclar temas instrumentales y voces. Además de presentar su idea a una audiencia que incluía potenciales inversores, los creadores de iRemix recibieron $1,000 en cash, una guitarra y $16,000 en especie y servicios.

Sean Canton, un finalista que desarrolló un localizador de música regional, no había planeado asistir pero decidió entrar en el hackathon a último momento. El encuentro le resultó “una experiencia extraordinaria”.

El evento incluyó paneles tales como “ Creando el Próximo Centro de Innovación en Música” (Creating the Next Music Innovation Hub) el cual incluyó al Alcalde de Miami Beach Philip Levine; y también “Modos Alternativos de Financiación de Proyectos Musicales: Amigos, Fans y Mecenas” (Alternative Music Funding: Friends, Fans and Patrons) en el cual participaron Vann Alexandra Daly, Juan Pablo Cappello y Benji Rogers, quienes hablaron de las oportunidades que presenta el llamado crowd funding, un fondo común hecho de pequeñas donaciones creado para proyectos específicos. “En Miami mucha gente no sabe qué es crowd funding”, dijo Daly, una cineasta que recientemente llevó a cabo un taller sobre este tema patrocinado por Knight Foundation. “De hecho, yo lideré una campaña para una compañía de teatro en Miami, y nuestro desafío más importante era que la gente no sabía lo que era …es una idea muy, muy nueva”.

Hubo también una fascinante charla sobre “Música y la Gran Base de Datos” (Big Data and music) la cual exploró algunas de las herramientas estadísticas que están siendo usadas para entender y predecir las tendencias del mercado.

Pero cuando habló de su enfoque mirando los datos, Chris Boos, of Arago, advirtió a las compañías de música que “trata de profundizar  más y más en la información estadística … y generalmente el análisis estadístico de datos no nos explica porqué algo pasó … el porqué  es algo que queda en gran medida abierto a la interpretación.”

En un momento de la conversación sobre datos, Daniel Savage, de Musicmetric, la compañía líder en herramientas analíticas en música, intervino llevando el planteo de los números a la música. “Usted puede hacer todo el análisis de datos que quiera,” dijo Savage. “Pero eso no lo va a ayudar a escribir una canción exitosa”.

Por otro lado, en su conversación con el presentador Derrick Ashong, de Fusion, Cory Ondrejka, VP de ingeniería de Facebook, habló de lo que sería necesario para crear un ecosistema vital para nuevas empresas y empresarios.

Para empezar, el lugar debe tener algo que lo haga diferente. “Miami tiene una vida musical con una rica historia; [tiene] un choque de culturas; está cerca de las Américas [y] de Europa”, dijo Ondrejka. “Eso es un punto de partida. Y necesitas tener gente dispuesta a afrontar riesgos. [Antes de tener éxito] Vas a fracasar …. Necesitas inversión inicial … y necesitas … inversores sofisticados”.

La cumbre también incluyó un segmento en el que compañías afincadas)en Miami presentaros sus productos en desarrollo y también hubo un par de presentaciones musicales con un énfasis tecnológico. El Nagual Sounds, una compañía basada en Berlín, presentó un proyecto con el que transforman movimiento en datos y estos en música. En la otra presentación, el Center for Computer Research in Music and Acoustics de la Universidad de Stanford ofreció un espectacular dueto de cantantes en el cual una estaba en Stanford y el otro en el New World Center.

Pero más allá de proyectos específicos, la revelación de este primer MIA Music Summit es que todos los componentes necesarios para un ecosistema creativo y productivo para nuevas empresas en música y tecnología, ya están aquí. Sólo que ahora, los habitantes de estos mundos aparentemente tan diferentes se están dando cuenta de la presencia de los otros. 

Canton, quién trabaja con nuevas empresas diseñando prototipos “para ayudar a visualizar sus ideas rápidamente,” se mudó al sur de la Florida desde California en febrero. Él ve el potencial de Miami como un centro de nuevas empresas de tecnología.

“El talento, los desarrolladores, están acá” dice Canton. “Lo escucho todo el tiempo: ‘Queremos que vengan para aquí’ Bueno, ya estoy aquí. Vamos adelante.” 

Fernando González es un escritor de arte y cultura basado en Miami.